I JORNADA DE PASTOREO REGENERATIVO: “Del pastoreo rotacional al pastoreo regenerativo”

Buenas Práctica Agrícolas y ganaderas

Podríamos decir que el Pastoreo Regenerativo es un tipo de pastoreo rotacional que además de tener como fin la producción de alimento para nuestras ovejas, persigue incrementar la calidad de los suelos, aumentando la biodiversidad y mejorando su estructura, de modo que se reduzca la erosión y crezca su capacidad de retención de agua.

Este enfoque ambiental pone de manifiesto a la producción ganadera extensiva como una solución frente al cambio climático.

Ovejas pastando con pastor eléctrico

 

¿En qué consiste? ¿Cómo podemos dar el paso?

Estas y otras preguntas fueron tratadas en la primera jornada de Pastoreo Regenerativo que se celebró el pasado martes 6 de marzo en Santa Cilia de Jaca, organizada por el equipo veterinario de Oviaragón con el apoyo de Neiker (Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario) en el marco del proyecto europeo LIFE Green Sheep.

A la jornada acudieron 15 técnicos y ganaderos de ovino de distintas comarcas de Aragón y dio comienzo con la descripción teórica de la técnica, sus claves y beneficios.

A continuación, se visitó la finca de regadío de la explotación de la familia Giménez Aznar, donde Alejandro y Juan Carlos van a poner en marcha el primer ensayo de pastoreo regenerativo con su rebaño de ovejas de carne, de la mano de los técnicos de Neiker y Oviaragón.

 

Participantes de la jornada en el cebadero de Santa Cilia de Jaca

Algunas de las claves del pastoreo regenerativo

– No dejar que el pasto pierda nunca su capacidad de fotosíntesis. Si “rademos” la hierba por debajo de 5 cm la mayoría de las especies se habrán quedado sin hojas y deberán usar las reservas radiculares para regenerarse, lo que retrasará en una o dos semanas la recuperación de la pradera. Las hojas son las encargadas de realizar la fotosíntesis, “son las placas solares de la planta”.

– Tener en cuenta el estado óptimo de la planta para entrar a pastarla. Tanto en el caso de las gramíneas como en el de leguminosas, antes de la floración o espigado, la cantidad de proteína y nutrientes es mayor. Conforme pasa el tiempo se embastecen (aunque obtengamos más cantidad de alimento este es de menor calidad).

 

Nerea Mandaluniz y Roberto Ruiz (Neiker) junto a Bea Gállego (Oviaragón)

 

Planifícate con el “calendario de pastoreo”

El paso a la práctica del pastoreo regenerativo conlleva tener en cuenta estas claves y planificar con antelación.

En el calendario de pastoreo anotaremos este plan y lo corregiremos teniendo en cuenta las siguientes pautas:

1-Entraremos en cada lote con altas cargas ganaderas para reducir la selección de especies vegetales.

2-En función de la cantidad de comida que haya en el lote y de la cantidad de animales que metamos, permaneceremos un número de días determinado (recomendado entre 2 y 3 días).

3-Sólo volveremos a pastar un lote cuando este se haya recuperado, alcanzando la altura de planta suficiente. Para ello debemos dejar los días de descanso que sean necesarios en cada momento.

4-Para poder llevar esto a la práctica, dividiremos las parcelas en lotes, en función del número de animales y la superficie total, y consumiremos la pradera de forma escalonada.

 

Parcelas de pasto separadas por pastor eléctrico

 

Como vemos, este manejo requiere tener en cuenta tanto el número de animales y su estadio fisiológico (necesidad de alimento) como el estado de salud de la pradera, la producción total y el ritmo de crecimiento de ésta, que dependerán de la época del año y la pluviometría…

Con todo ello, debemos planificar un calendario de pastoreo y corregirlo según las condiciones y la respuesta de la pradera.

Para un buen control del pastoreo, tan necesario es evitar el sobre pastoreo como respetar el tiempo de descanso mínimo que necesita cada lote para volver a ser pastado.

Este no es un dato fijo, sino que depende de la estación del año y de la meteorología.

2024-04-18T06:59:04+00:00

Deja tu comentario